Skip to main content

Los Intestinos y El Cerebro

Download a printable version here/Descargue una versión para imprimir

Ese sentimiento desgarrador en la cavidad del estómago es demasiado real; su intestino es sensible a emociones tales como la ira, la ansiedad, la tristeza y la alegría, y su cerebro puede reaccionar a las señales de su estómago. Más razones para mantener una dieta equilibrada y nutritiva, para que su intestino y su cerebro puedan mantenerse saludables.

¿QUÉ SON LOS “INTESTINOS”?

El intestino incluye a todos los órganos involucrados en digerir alimentos y transformarlos en desechos. El revestimiento de su intestino suele denominarse “el segundo cerebro”.

¿CÓMO SE RELACIONAN LOS INTESTINOS CON EL CEREBRO?

El intestino o el “segundo cerebro” puede funcionar por sí mismo y comunicarse con su cerebro real. Están conectados principalmente de dos maneras:

FÍSICAMENTE

El nervio vago, que controla los mensajes al intestino y al corazón, pulmones y otros órganos vitales, es la conexión directa del intestino con el cerebro.

QUÍMICAMENTE

El intestino también se conecta con el cerebro a través de químicos como las hormonas y los neurotransmisores que envían mensajes.

Los mensajes químicos que pasan entre el intestino y el cerebro pueden verse afectados por las bacterias, los virus y los hongos que viven en el intestino llamados “microbioma intestinal”.
Las bacterias, los virus y los hongos que viven en el intestino pueden ser beneficosos, inofensivos o dañinos.

 

¿CÓMO SE RELACIONA EL MICROBIOMA INTESTINAL CON LA ENFERMEDAD MENTAL?

Existe una fuerte relación entre tener problemas de salud mental y tener síntomas gastrointestinales como ardores de estómago, indigestión, reflujo ácido, hinchazón, dolor, estreñimiento y/o diarrea.1

Las investigaciones en animales han demostrado que los cambios en el microbioma intestinal y la inamación en el intestino pueden afectar al cerebro y causar síntomas semejantes a los de la enfermedad de Parkinson, autismo, ansiedad y depresión.

Tener ansiedad y depresión puede causar cambios en el microbioma intestinal debido a lo que sucede en el cuerpo cuando tiene respuesta al estrés.2

 

CONSEJOS PARA CUIDAR SU INTESTINO

Comer una dieta equilibrada y nutritiva es lo más importante que una persona puede hacer para mantener su intestino sano.

QUÉ DEBE HACER

Mantenga una dieta llena de cereales integrales, carnes magras, pescado, frutas y verduras.

QUÉ NO DEBE HACER

Basar su dieta en alimentos azucarados, fritos o alimentos procesados y refrescos.

 

Alimente a las buenas bacterias, virus y hongos que viven en el intestino con lo que les agrada para ayudarlos a crecer. Estos alimentos se llaman prebióticos.

These foods are called prebiotics.

Los alimentos prebióticos tienen un elevado contenido de bra y funcionan mejor cuando son crudos. Pruebe espárragos, plátanos (especialmente si no están muy maduras), ajo, cebollas o jícama. Si no puede soportar el sabor de estos alimentos crudos, puede intentar cocinarlos ligeramente al vapor para mantener la mayoría de sus beneficios prebióticos. Los tomates, las manzanas, las bayas y los mangos son también buenas opciones prebióticas.

 

También puede comer bacterias.

Los probióticos son bacterias vivas que existen en los alimentos.

Comer probióticos puede ser complicado. Los tipos y cantidades de bacterias en los probióticos varían, y cuando se calientan los alimentos, las bacterias a menudo mueren. Algunos ejemplos de alimentos probióticos son el yogurt (la etiqueta debe decir cultivos vivos o activos), chucrut y kimchi no pasteurizados, sopa de miso, kéfir (bebida similar al yogur), kombucha (té negro fermentado), tempeh (hecho de judías de soja) y vinagre de sidra de manzana.
También se puede obtener suplementos probióticos para ayudar a cultivar buenas bacterias intestinales, pero es importante elegir los adecuados. Verifique el tipo de bacteria que aparece en el frasco (Bidobacterium y Lactobacillus son algunos de los más comunes) y que la etiqueta diga que las bacterias están vivas y que hay miles de millones de unidades de formación de colonias (CFU). Guarde estos productos en un lugar fresco y seco como el refrigerador.

 

OTROS PUNTOS A CONSIDERAR:

  • Evite tomar antibióticos a menos que su médico diga que son absolutamente necesarios. Los antibióticos matan las bacterias malas, pero también matan las bacterias buenas que mantienen su intestino funcionando correctamente.
  • Si tiene problemas intestinales como molestias o problemas inusuales para ir al baño que no desaparecen, es importante que consulte a un médico. Comience por su médico de atención primaria. Puede recomendarle que consulte a un especialista llamado gastroenterólogo.

 

Si usted está tomando medidas para vivir un estilo de vida saludable pero todavía siente que está luchando con su salud mental, visite www.mentalhealthamerica.net/pruebas-de-salud-mental-en-espanol para verificar sus síntomas. Es gratis, confidencial y anónimo. Una vez que tenga sus resultados, le daremos información y recursos para que se sienta mejor.

 

fuentes

1Mussell, M, et al. Gastrointestinal symptoms in primary care: prevalence and association with depression and anxiety. (2008). Journal of Psychosomatic Research. 64(6): 605-612.

2Posserud I, Agerforz P, Ekman R, Björnsson ES, Abrahamsson H, Simrén M. Altered visceral perceptual and neuroendocrine response in patients with irritable bowel syndrome during mental stress. (2004). Gut. Aug 1;53(8):1102-8.

 

Special thanks to Dr. Pankaj Jay Pasricha and Ph.D. candidate Calliope Holingue of Johns Hopkins.